El calentamiento global es una tendencia natural, aunque el término aplicado es incorrecto por la asociación de éste con las actividades humanas. El concepto científico de Calentamiento Global se refiere a la anomalía en la variabilidad de la temperatura de la atmósfera de un planeta -por ejemplo, la Tierra, Marte, Júpiter, etc.- la cual se manifiesta como un incremento en la intensidad y en la duración de la tendencia hacia las altas temperaturas y una disminución en la duración e intensidad de la tendencia hacia las bajas temperaturas. El fenómeno se atribuye a los ciclos de actividad Solar, al aumentar la cantidad de sus emisiones en períodos regulares.

Calentamiento Global se refiere a la tendencia hacia el aumento en la variabilidad de la temperatura troposférica mundial debido a múltiples factores naturales; por ejemplo, las anomalías en la intensidad de la radiación cósmica solar e interestelar, la disminución cíclica en la fuerza del campo magnético terrestre, la liberación de Metano y Óxido Nitroso desde el fondo oceánico, la putrefacción de la materia orgánica, el volcanismo, etc. No existe ninguna correlación-causación entre las actividades humanas y el calentamiento global, el cual inició hace unos 400 años, al terminar la Pequeña Glaciación Medieval.




DIEZ DISCREPANCIAS EN "LA CIENCIA” SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO APROBADA POR CONSENSO
Por Biól. Nasif Nahle
1 de Enero de 2005

Roland Emmerich, autor y director de la película "El Día Después de Mañana", empleando algunos datos científicos planteó en su argumento la posibilidad de que el planeta estuviera en los umbrales de una nueva Era Glacial acelerada por los Gases de Invernadero generados por la industria humana.

El tema es impactante y mueve a los cinéfilos a recapacitar y a documentarse sobre el tema del "Calentamiento Global" causado por las actividades de los seres humanos. Sin embargo, a los científicos que vimos la película nos pareció sumamente exagerada en cuanto al manejo del conocimiento científico.

Sabemos que el cambio del clima está ocurriendo en nuestros días como consecuencia de un aumento en la irradiación solar y en la intensidad de la radiación cósmica interestelar. Algunos desastres se pueden atribuir al cambio del clima y a las actividades humanas; por ejemplo, la desertificación, que se ha atribuido erróneamente a los seres humanos, ha aumentado de forma preocupante por el calentamiento global, el cual no es responsabilidad de los seres humanos. La degradación de los arrecifes de coral había sido atribuida solamente a las actividades humanas, pero ahora sabemos que el calentamiento global tiene mucho qué ver con el fenómeno. El agotamiento de la población de osos polares no es verdad porque la población de osos polares no ha declinado de hecho, pero aumentado desde 1940.

Podemos enumerar centenares de ejemplos de alteraciones agravadas o motivadas por los seres humanos y/o el calentamiento global, las cuales han actuado juntas como causa principal del deterioro de la biosfera, pero estamos seguros de que el cambio climático y el calentamiento global son fenómenos NATURALES y que nuestros esfuerzos para revertir el cambio climático serán inútiles. El clima en la tierra y la variabilidad en la temperatura troposférica han cambiado muchas veces, desde los orígenes de nuestro planeta.

Ahora sabemos que una edad de hielo es más probable que un calentamiento global, ¿qué tan plausible podría ser un cambio climático brusco, como el de la película de Emmerich? Aunque parte de las glaciaciones precedentes han acontecido rápidamente, pensamos que en nuestros tiempos ocurre un calentamiento rápido. No sabemos porqué en tiempos antiguos los períodos de calentamiento han sido más bruscos que los períodos glaciales. Sin embargo, esto no significa que los cambios climáticos no puedan ser bruscos, como lo fue el Pequeño Dryas, sino que un enfriamiento brusco, como los registrados en la capa de hielo de Groenlandia, tiene menos probabilidades de ocurrir que un enfriamiento lento. (Schmidt/Miller, NASA GISS/Universidad de Columbia, NYAS, Nueva York, NY. 2004).

Por lo pronto, no debemos preocuparnos por cambios bruscos de clima, pues los modelos más confiables demuestran que el calentamiento global actual no avanza tan rápido como el último período de calentamiento que sucedió hace unos 8,200 años, sino tan lentamente que nosotros no debemos preocuparnos por los próximos 100 años. Bien, yo no esoy preocupado… ¿Lo está Usted? Claro, hay que pensar en las futuras generaciones, en el resto de las especies que comparten este planeta con nosotros ¿No cree usted?

Sin embargo, NO PODEMOS ESTABLECER LA CIENCIA EN "CONSENSOS" DE EXPERTOS, SINO EN EVIDENCIAS, así es que debemos aceptar con honestidad que no podemos confiar en los modelos que han sido presentados por el Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) y en el protocolo de Kyoto. NO EXISTEN PRUEBAS CIENTÍFICAS DE QUE EL CAMBIO CLIMÁTICO SEA PROVOCADO POR LOS SERES HUMANOS. Todo lo dicho hasta el presente con respecto a la influencia de los seres humanos sobre el clima se ha extraído de sistemas de votación en línea entre los científicos de varias academias de ciencias; sin embargo, no se han presentado evidencias realistas sobre ese pseudocierre.

Debemos tomar en cuenta que este asunto ya se ha politizado al extremo, de tal manera que las conclusiones no se han fundamentado en hechos observables. Por ejemplo, se dice que los científicos solo tenemos la historia climática de 100 años a la fecha, siendo que realmente conocemos el clima que ha prevalecido en nuestro planeta desde la era paleozoica, desde el período Cámbrico, hace unos 570 millones de años.

Para desatarnos del consenso político sobre el tema, examinemos los siguientes hechos, que yo he nombrado "discrepancias", con respecto al Cambio Climático Global:

BACK TO TOP ^^


1. COLAPSO DE LA CORRIENTE TERMOHALINA

Algunos científicos nos preocupamos de que el derretimiento del hielo ártico descargue inmensos volúmenes de agua dulce en el Mar Atlántico Norte, el cual pudiera interferir con las corrientes marinas. Cierta cantidad de agua dulce provendría del hielo derretido, pero la principal carga se debería al aumento en las precipitaciones fluviales y a las nevadas sobre el ártico. La cubierta de hielo que se retira expone una mayor superficie del océano, lo cual permite más humedad en la atmósfera por evaporación que conduce a más precipitaciones pluviales.

Debido a que el agua salada es más densa y pesada que el agua dulce, este "endulzamiento" del Mar Atlántico Norte haría menos densas a las capas superficiales, las cuales se mantendrían flotando. Esto es un problema porque las aguas superficiales necesitan hundirse para conducir un patrón primario de circulación oceánica conocida como “El Gran Transportador Oceánico” (Corriente Termohalina). El agua sumergida fluye hacia el Sur a través del fondo del océano hacia el ecuador, mientras que las aguas tibias superficiales de las latitudes tropicales fluyen hacia el Norte para reemplazar al agua que se hundió, manteniendo así la circulación lenta de la Corriente Termohalina. Un aumento del agua dulce podría evitar este hundimiento de las aguas superficiales calientes del Atlántico Norte, forzando o deteniendo a esta circulación.

Bryden y colaboradores han descubierto que la corriente termohalina ha declinado en un 30% desde 1957 (5), así es que la interpretación para este nuevo dato es que el cambio climático virará a un período extremadamente frío para Europa y América del Norte (Canadá, Estados Unidos y México). El enfriamiento podría ser de 4 a 10° Celsius por debajo de la media normal global. También se comprobó que el CO2 aumenta en forma natural cuando la corriente disminuye su velocidad normal (6). Después de todo... los humanos somos inocentes del Cambio Climático.

BACK TO TOP ^^



2. OSCILACIÓN ÁRTICA

Las corrientes del viento provenientes de latitudes entre el Círculo Polar Ártico y los 30° de latitud Norte aumentan la presión en la Banda Subpolar y disminuyen la presión atmosférica en la capa polar ártica. Esto conduce a una disminución en la velocidad de los vientos polares, los cuales son muy erráticos, y causa el engrosamiento de la capa de hielo polar.

Cuando ocurre el fenómeno contrario, la capa de hielo se adelgaza y se retrae. Esto es un fenómeno natural cíclico. De acuerdo con los hallazgos de los científicos de la NASA, de Goddard Space Flight Center, del Jet Propulsion Laboratory, de la Universidad de Colorado y de la Universidad de Washington, , la oscilación ártica ha disminuido su efecto en el clima del Ártico; sin embargo, el deshielo continúa. El fenómeno tiene una explicación razonablemente simple: A una mayor área de hielo en la superficie, mayor reflexión de la radiación solar (mayor Albedo); para una menor área expuesta de hielo, menor reflexión de la radiación solar que conduce a un mayor forzamiento radiante efectuado por el agua del mar. Esto ha conducido a un aumento en la evaporación-condensación en el Atlántico, traduciéndose esto en un mayor número de tormentas tropicales, ciclones y huracanes. El forzamiento radiante se ha visto favorecido por la turbera y la vegetación que ahora han quedado expuestas por el deshielo. Más áreas obscuras, mayor forzamiento radiante, o sea, más calor en la capa inferior de la Troposfera. (4)

BACK TO TOP ^^



3. GIRO SUBPOLAR ÁRTICO (GSA).

El Giro Subpolar Ártico es una corriente marítima que junto con la corriente de Labrador contribuye al enfriamiento de la Corriente Termohalina.

Durante los últimos 20 años se ha detectado una disminución en la velocidad de la corriente del Giro Subpolar Ártico (GSA). Si el GSA continúa colapsándose, esto conducirá al colapso de la corriente de Labrador y aumentaría las precipitaciones pluviales en la región, aportando más agua dulce al océano, lo cual conduce al colapso de la Corriente Termohalina. Se ha demostrado que esta degradación del GSA es cíclica y natural.

BACK TO TOP ^^


4. CALENTAMIENTO GLOBAL EN LA EDAD MEDIA

La última Era Glacial ocurrió hace unos 18,000 años; sin embargo, durante la Edad Media, la temperatura global aumentó unos 6° C por encima de la media normal originando un Cambio Climático Global, de gran impacto para la época, que condujo a la Pequeña Glaciación de la Edad Media (PGEM). El Calentamiento Global ocurrió desde el año 700 DC hasta el año 1450 DC y precedió a la PGEM, la cual se extendió desde el año 1645 DC hasta el año 1715 DC.

El período de Calentamiento Global obedeció a varios factores, entre ellos las fluctuaciones en la densidad de energía emitida por el Sol. El derretimiento de los hielos polares contribuyó a una desalinización del agua marina provocando el retraimiento de la Corriente Termohalina, lo cual impidió el calentamiento de las latitudes continentales por encima de los 30° N y 30° S conduciendo a una glaciación de la cual salimos en 1950.

También se ha demostrado que estos calentamientos globales que preceden a los períodos de glaciación son periódicos y causados por fluctuaciones en la energía que proviene del Sol. (PARA UNA MAYOR INFORMACIÓN, VISITE LA PÁGINA DE ESA's)

BACK TO TOP ^^


5. ERRORES EN EL EFECTO MITIGANTE DE LOS AEROSOLES

En todos los modelos presentados por el Protocolo Intergubernamental para la investigación del Cambio Climático (iniciales en Inglés: IPCC) se empleó un factor de calentamiento del 67%, cuando en realidad es de un 37% debido al efecto reflector de algunos aerosoles, tanto naturales como producidos por la industria humana.

La Comisión del IPCC desdeñó el efecto de los aerosoles orgánicos y del SO2, los cuales actúan como reflectores de la energía radiante proveniente del Sol y disminuyen el forzamiento de la energía radiante en la atmósfera terrestre. Toda la información al respecto ha sido menospreciada por la IPCC y por los autores del Protocolo de Kyoto.

BACK TO TOP ^^



6. DISCREPANCIAS ENTRE LAS MEDICIONES HECHAS DESDE SATÉLITES Y LAS HECHAS EN TIERRA.

Existe una discrepancia notable entre los datos proporcionados por NASA derivados de Observatorios Espaciales (Satélites Meteorológicos como GRACE, CERES, etc.) y los datos proporcionados por las estaciones en tierra. Por ejemplo, el aumento en la temperatura global registrado por NASA es de sólo 0.2° C, mientras que las estaciones terrestres reportan un incremento registrado de 0.6° C.

El incremento en la temperatura global de 0.4° C que ha sido reportada al público es en realidad un promedio entre las temperaturas dadas por cada grupo de investigación. Este supuesto incremento de 0.4 C es falso. Como ya lo he referido arriba, la cantidad de 0.4 es un promedio hecho entre la temperatura a dos metros del suelo proveniente de los registros de las estaciones meteorológicas, la cual es de 0.6 C, y la temperatura que reportan los globos meteorológicos y los satélites de NASA y ESA, la cual es de solamente 0.123 C, descubierta como la tendencia global para la última década.

Conjuntamente, los 0.139 C no se han alcanzado en todo el planeta, sino solamente en algunas regiones del Hemisferio Norte. En el Hemisferio Sur la tendencia fue normal, de tan solo 0.052 C; mientras que en la mayor parte de Europa ocurrió un enfriamiento en lugar de un calentamiento. Lo que se ha estado derritiendo en el Oeste de la Antártida, se ha estado recuperando en el Este de la Antártida, etc.

Lo que actualmente se maneja a nivel global es simplemente pseudociencia, la cual está constituida por una extraña mezcla de mucha política, gran magia y muy escasa ciencia real.

Por supuesto, esto no significa que el Calentamiento Global no exista en nuestros días. En realidad, lo que ocurre es que se está recurriendo al idealismo para que las cosas coincidan con lo que los inventos de los ambientalistas radicales. El Calentamiento Global es real, pero no es algo único ni extraordinario en la historia de nuestro planeta. Es un cambio natural cíclico que ha ocurrido a través de los eones desde que la Tierra se consolidó como un planeta adecuado.

Nosotros, como medio informativo de las ciencias de la vida, debemos mostrarle, por decirlo así, las dos caras de la moneda; sin embargo, como nos dedicamos a la educación en ciencias, debemos estar del lado de la verdad, aunque esta no concuerde con los consensos obtenidos sobre un tema dado.

La discrepancia ocurrió debido a que las mediciones en tierra se hicieron en áreas inapropiadas; por ejemplo, con termómetros colocados dentro de ciudades o en áreas muy cercanas a los bosques, en donde las temperaturas son más elevadas. También ocurrió esto con las mediciones hechas en los océanos, haciendo mediciones en áreas cercanas a las costas, en donde las aguas superficiales son definitivamente más calientes que en la zona pelágica por su cercanía con la tierra, desde donde se transfiere el calor absorbido por la tierra hacia el agua del mar.

A pesar de todo, la comisión de la IPCC salvó el día haciendo un promedio que se reportó en el informe emitido. Con esto se ocultó la discrepancia entre las mediciones reales satelitales y las mediciones alteradas de los observadores en tierra.

BACK TO TOP ^^



7. COINCIDENCIA ENTRE LAS FLUCTUACIONES NORMALES EN LA DENSIDAD DE ENERGÍA EMITIDA POR EL SOL Y LOS CAMBIOS CLIMATOLÓGICOS TERRESTRES.

Todas las gráficas de actividad solar coinciden puntualmente con los cambios climáticos en la Tierra; sobre todo con los fenómenos del Niño y la Niña y las temperaturas registradas en la Troposfera. (Vea NASA)

Eso nos hace pensar que efectivamente el problema del calentamiento global tiene más qué ver con las oscilaciones cíclicas naturales en la densidad de la energía radiante emitida por el Sol que con la contaminación producida por la industria humana. Sin embargo, la emisión artificial de Gases de Invernadero por los seres humanos adquiere una gran importancia porque actuaría como un acelerador del proceso natural, el cual acontecería, de cualquier manera, con el paso del tiempo. A esto añada la declinación cíclica del campo geomagnético terrestre (Revise este dato en NASA)

Pero los protocolos olvidaron aplicar correctamente la correlación entre el calentamiento de la troposfera y la cantidad de radiación solar en los modelos que presentaron. Ellos dieron un valor de 0.3 W/me-2  para el incremento en el forzamiento de la energía radiante, cuando en realidad este valor ha sido de 3.27 W/me-2 (correspondiente a 0.59 °C). Este último valor contribuye totalmente en el incremento de calor en el hemisferio Norte de 1650 a la fecha. Marte está sufriendo un Cambio Climático paralelo al terrestre. ¿Cómo podríamos explicar, sin la cuenta en la emisión solar de cantidades más grandes de energía, el Cambio Climático análogo en Marte?

La densidad de energía radiante emitida por el sol oscila cada 70 a 90 años, cada 200 años y cada 2500 años. Se ha demostrado que la frecuencia del Niño y la Niña aumenta cuando la irradiación solar y el número de manchas solares están en sus mínimos. Luego pues, para el próximo año esperamos la formación de un Niño en exceso travieso e impactante. (Vea NASA)

BACK TO TOP ^^



8. LOS FENÓMENOS DEL NIÑO Y LA NIÑA NO HAN SIDO AFECTADOS POR EL CALENTAMIENTO GLOBAL; TODO ES ALREVÉS. (Vea Gráfica)

La observación cuidadosa de los fenómenos naturales del Niño y la Niña en el Océano Pacífico no han sido alterados por el Calentamiento Global y los efectos que estas dos fluctuaciones atmosféricas sobre el clima mundial no han variado con respecto a sus manifestaciones en el pasado. La frecuencia de ciclones y tormentas eléctricas causadas por los fenómenos es muy variable y nos es imposible reconocer una simple señal que vincule a los fenómenos con el Cambio Climático.

Sin embargo, los protocolos del IPCC se refieren a estos fenómenos como provocados por el Calentamiento Global. La relación hecha por el IPCC en el protocolo de Kyoto es falsa y no se ha demostrado tal vínculo en el mundo real.

Toda la información dada en estas discrepancias ha sido ignorada obviamente por el Panel Intergubernamental para la valoración del Cambio Climático y por los redactores del Protocolo de Kyoto.

BACK TO TOP ^^



9- RELACIÓN [CO2] : ∆T

En un estudio reciente se descubrió que el incremento en la concentración de CO2 atmosférico no es de origen humano, sino natural. Lea el reporte completo en la siguiente dirección (en Inglés):

http://www.climate.unibe.ch/~stocker/papers/broecker06eos.pdf

Las cifras obtenidas de los cálculos a partir del incremento de Bióxido de Carbono en la atmósfera no coinciden con la realidad que estamos viviendo en el planeta Tierra. Existe una clara discordancia que todos los  grupos ambientalistas y los firmantes del Protocolo de Kyoto ocultan al público.

Para comprender esta discordancia, debemos conocer la composición de la atmósfera terrestre de hace 20 años, comparándola con la actual composición:

HACE 20 AÑOS   ACTUAL

Nitrógeno = 78.9488%  78.9488%
Oxígeno = 20.947%      20.946%
Bióxido de Carbono = 0.0322%    0.0332%
Otros gases = 0.0720%   0.0720%

El IPCC y Greenpeace dicen que en 20 años, la concentración de CO2 atmosférico ha aumentado en un 33.3 %, lo que implicaría una concentración de CO2 de 380µL/L, esto es, de 0.000380 L/L. Si esto fuera cierto, la concentración actual de CO2 sería de 0.042 %. No obstante, la concentración de CO2 ha aumentado apenas el 0.001 por ciento para situarse en un 0.0332%.

Realmente, hay 0.000687 Kg de CO2 por cada metro cúbico de atmósfera.

La variación total en la temperatura global por el aumento del CO2 atmosférico sería de apenas 0.016 °C. ESTA CANTIDAD ES MÍNIMA COMPARADA CON LA CANTIDAD MEDIDA POR LOS SATÉLITES DE LA NASA Y LOS GLOBOS AEROSTÁTICOS METEOROLÓGICOS, LA CUAL ES DE 0.123 C.

Aún suponiendo que el ∆ T global fuese de 0.4 °C para el Hemisferio Norte (que es un promedio obtenido por la suma de las discrepancias entre las mediciones de NASA, de 0.2 C, y las mediciones de las estaciones en tierra, de 0.6 C), el cambio en la densidad del CO2 atmosférico sería responsable de un cambio en la temperatura de solamente 0.01 °C. Esto señala claramente que el Cambio Climático no es antropogénico.

El total de energía radiante que la Tierra recibe del sol es de 697.04 Wm^2. La captura de una parte de esa energía por los gases de invernadero naturales, de hace 20 años, hace que la temperatura de la Tierra se eleve en aproximadamente 33° C, manteniéndose esta en una media de 17°C. En los 20 años pasados, el aumento en la fuerza de radiación, causado por todos los gases de invernadero generados por las actividades humanas, ha sido de cerca de 4.47 W/me^2. Esto representa solo el 0.65% del total natural. (Vea Gráfica sobre la actividad solar y las variaciones en la Temperatura terrestre y el sitio de NASA sobre cuando aumentó la actividad solar, en 1998, el año más cálido de la década pasada)

Bien… ahora hagamos un cálculo sencillo: Por cada W/me^2 de energía radiante que es capturada por los gases de invernadero atmosféricos y otros factores naturales, la temperatura se eleva en 0.0086° C. Actualmente, hemos experimentado un aumento en el forzamiento de la radiación de 1.55 Wme^2. Esto significa que el verdadero incremento en la temperatura, debido al incremento en el forzamiento de la radiación debe ser cerca de 0.112° C. ¡Esto es menos que el aumento en la temperatura de la troposfera registrada por la NASA! (0.2 C) Entonces... ¿de dónde viene el aumento en la temperatura de 0.40° C? De una fuente natural, el Sol.

Ya vimos que la verdadera causa del Calentamiento Global son el Sol, los volcanes y el vapor de agua troposférico. Simplemente, en 1998, el año más cálido de la década de los noventas, la actividad solar se amplificó más de lo esperado. Aunque NASA tranquilizó a todo el mundo diciendo que eso no afectaría más que a los satélites, la Tierra sufrió una desviación en la temperatura troposférica cercana a 0.6 °C (Vea la nota completa en Science.nasa.gov).

Todos los cálculos basados en el incremento de gases de invernadero generados por las actividades humanas dan como resultado un incremento menor al registrado. Sin embargo, mucha gente se ha dado a la tarea de maquillar las cifras para hacerlas coincidir con sus puntos de vista. NO HEMOS DESARROLLADO UN SOLO MODELO CLIMATOLÓGICO QUE PUEDA REPRODUCIR LAS CONDICIONES REALES DE LA TROPOSFERA; ASÍ PUES, SIEMPRE HABRÁ DISCREPANCIAS ENTRE NUESTROS MODELOS Y LA NATURALEZA REAL.

¿Sabía usted que cuando menos 17 volcanes en el mundo, entre los cuales se encuentran el volcán Kilauea de Hawai, el Santa Elena de EE.UU., el Popocatépetl y el Nevado de Colima en México y el Erta Ale en Etiopía, nunca dejan de emitir gases de invernadero? El caso del Popocatépetl es especial, pues desde hace 11 años no ha dejado de emitir cantidades enormes de humos y cenizas. A esto añada el Metano y el Óxido Nitroso producidos por la descomposición de vegetales y animales muertos y el proveniente del fondo oceánico. ¿POR QUÉ RAZÓN SE OCULTA ESTA INFORMACIÓN AL PÚBLICO? ¡PORQUE NADIE PUEDE PONER UN TAPÓN A LOS VOLCANES!

CONCLUSIÓN: DADO QUE EL BIÓXIDO DE CARBONO NO GENERA EL EFECTO DE INVERNADERO AL NIVEL OBSERVADO HASTA AHORA, INFERIMOS QUE EL CALENTAMIENTO GLOBAL ES UN FENÓMENO NATURAL, CÍCLICO, INFLUIDO EN MUY POCO POR EL BIÓXIDO DE CARBONO GENERADO POR LAS ACTIVIDADES HUMANAS. POR OTRO LADO, EL CAMBIO CLIMÁTICO AFECTA MUCHO MÁS EN LAS ÁREAS EN DONDE LOS HUMANOS HAN CAUSADO DESERTIFICACIÓN.

Ahora, si el Cambio Climático es un fenómeno natural cíclico y no podemos hacer nada para detenerlo, ¿cómo podemos prepararnos los seres humanos para dicho cambio? Deteniendo tajantemente la deforestación, controlando en forma sostenida el crecimiento de las urbes (se ha demostrado que los efectos del Cambio Climático son más severos en las áreas pobladas que en las áreas agrestes), disminuyendo el pastoreo al aire libre (ganados de agostadero), usando menos nuestros coches, educando a las nuevas generaciones, informando al público sobre lo inventado, lo real y las incertidumbres de nuestros modelos. Por su parte, los industriales deben ser obligados a capturar el envío de contaminantes al ambiente natural.

INICIO DE PÁGINA ^^



10- NUESTRO CALENTAMIENTO GLOBAL NO ES EL ÚNICO EN LA HISTORIA GEOLÓGICA DE LA TIERRA... NI EL MÁS CALIENTE.

Los humanos, no podemos crear ni una sola molécula de CO2 si no tenemos materiales previos de los cuales podemos obtenerla. Esto obedece a la sencilla ley de la Conservación de la Materia, la cual dice que en cualquier reacción química la cantidad y especie de materia reactiva son exactamente las mismas que las de los productos resultantes de dicha reacción. Por ejemplo, si hacemos reaccionar una molécula de Ácido Clorhídrico con otra molécula de Hidróxido de Sodio, al final de la reacción, los productos conservarán la misma cantidad de Cloro, de Hidrógeno, de Oxígeno y de Sodio que usamos como reactivos:

HCl + NaOH --> H2O + NaCl

Al principio de esta reacción, teníamos dos átomos del hidrógeno (H2), un átomo del sodio (Na), un átomo de cloro (Cl), y un átomo del oxígeno (O). Al estado final estable de la reacción, obtendremos la misma clase de elementos y el mismo número de átomos, solo obtuvimos compuestos diferentes. Nosotros no creamos nuevos elementos ni un excedente de materia. Tanto la clase de materia como la cantidad permanecieron constantes.

Si la cantidad y la clase de materia permanecen constantes ¿De dónde salió, entonces, todo el CO2 que emitimos a través de la quema de combustibles fósiles? Aquí viene la siguiente discrepancia entre los datos que se dan a conocer al público y los datos reales: Todo el CO2 (Bióxido de Carbono), el CH4 (Metano) y el NO2 (Óxido Nitroso) que liberamos a la atmósfera proviene de Eras geológica anteriores al Carbonífero. ¿ES ESTO CIERTO? Sí, los combustibles fósiles que usamos actualmente para mover nuestras industrias y nuestros coches (el petróleo, la hulla, la turbera y el gas), proviene de las plantas que vivieron durante el Período Carbonífero. Las plantas con clorofila toman el CO2 de la atmósfera y del agua (cuando son plantas acuáticas) y lo transforman en compuestos orgánicos que les sirven como nutrientes y para formar sus propias estructuras. Vea enseguida la fórmula de la fotosíntesis:

6CO2 + 6H2O + Energía Luminosa = C6H12O6 (Glucosa) + 6O2

Cuente los reactivos en comparación con los productos finales… ¡Son iguales! La materia no puede ser creada ni destruida, solo puede ser transformada.

¿Entonces, el Bióxido de Carbono actual que liberamos a la atmósfera a partir de la quema de combustibles fósiles que usamos para la industria y nuestros vehículos es el mismo que había hace 363 millones de años? Cierto; y no solo eso, podemos decir que es el mismo Bióxido de Carbono que ha existido desde hace 4,800 millones de años, cuando se formó la Tierra. Cuando nosotros terminemos de quemar todo el combustible fósil del que disponemos, todo el Bióxido de Carbono que los organismos tomaron del ambiente volverá al ciclo natural.

A propósito de esto, quiero que usted dé una ojeada a la gráfica sobre la temperatura que ha prevalecido en los diferentes períodos geológicos de nuestro planeta; usted verá que esto del calentamiento global no algo nuevo. Además, usted se dará cuenta de que nuestro calentamiento global no es nada en comparación con los demás períodos de calentamiento global que han existido en nuestro planeta.

Luego pues, ¿Por qué nos asustamos por el Calentamiento Global actual? Bien, la razón es que los seres humanos estamos destruyendo a los únicos seres vivientes que pueden revertir el proceso de Calentamiento Global mediante el consumo de los gases de Invernadero en la atmósfera y el agua, las plantas terrestres y el fitoplancton. Nuestro problema no es el Cambio Climático, sino la desertificación y las descargas industriales de venenos al ambiente terrestre y al acuático.

INICIO DE PÁGINA ^^



BUENAS NOTICIAS PARA TODOS; MALAS PARA LOS CALIENTÓLOGOS

Las mediciones del Altímetro de Radar Satelital indican que la coraza de hielo Oriental de la Antártida está aumentando su masa en cerca de 48 mil millones de toneladas métricas por año desde 1992. La ganancia en masa está asociada con un incremento en las nevadas. El aumento es suficiente para detener la elevación del nivel del mar en cerca de 0.14 Mm. por año.(1)(2) A decir verdad, el nivel del mar no se ha incrementado. Todo ha sido un engaño pseudocientífico de la política verde.(3) (Vea la Gráfica para más detalles).

También le tengo otra buenísima noticia, la capa de hielo central de Groenlandia se ha elevado siete centímetros en este año. Esto indica una franca recuperación en las capas de hielo del mundo.(3)

INICIO DE PÁGINA ^^



EL HEMISFERIO SUR SIN CALENTAMIENTO "GLOBAL"

En una de las gráficas que realicé a partir de los datos proporcionados por la NASA y NOAA sobre las "anomalías" en la temperatura mundial obtenidas por satélite, dibujé las gráficas de la temperatura de cada Hemisferio terrestre. Para mi sorpresa, noté que en el Hemisferio Sur (HS) las variaciones de la temperatura troposférica no seguían el mismo patrón que las del Hemisferio Norte (HN). Al hacer un promedio de todas las oscilaciones en la temperatura del HS obtuve la misma tendencia encontrada por la NASA, la cual resultó ser de solamente 0.05 °C, mientras que la del HN fue de 0.193 °C. La oscilación del HS es absolutamente normal, lo cual quiere decir que en el HS... ¡NO HAY CALENTAMIENTO "GLOBAL"! La conclusión es que el Calentamiento de la Tierra no es "global", sino regional y solo en el HN.

Biól. Nasif Nahle

INICIO DE PÁGINA ^^



REFERENCIAS:

(1) Eric Rignot and Robert H. Thomas. Mass Balance of Polar Ice Sheets. Science, Vol. 297, Issue 5586, 1502-1506, 30 August 2002.


(2) Curt H. Davis, Yonghong Li, Joseph R. McConnell, Markus M. Frey, Edward Hanna. Snowfall-Driven Growth in East Antarctic Ice Sheet Mitigates Recent Sea-Level Rise. Science, Vol. 308, Issue 5730, 1898-1901, 24 June 2005.


(3) Ola M. Johannessen, Kirill Khvorostovsky, Martin W. Miles, Leonid P. Bobylev. Recent Ice-Sheet Growth in the Interior of Greenland. Published online: October 20 2005; 10.1126/Science.1115356. Science Express Reports.


(4) Sea Ice Decline Intensifies. National Snow and Ice Data Center (NSIDC), a part of the Cooperative Institute for Research in Environmental Sciences at the University of Colorado, Boulder; NASA; and the University of Washington. NSIDC. 28 September, 2005.


(5) H. L. Bryden, H. R. Longworth, S. A. Cunningham. Slowing of the Atlantic meridional overturning circulation at 25° N. Nature; Vol. 438: pp. 655-657; 01 Dec 2005.


(6) Alexander M. Piotrowski, Steven L. Goldstein, Sidney R. Hemming, Richard G. Fairbanks. Temporal Relationships of Carbon Cycling and Ocean Circulation at Glacial Boundaries. Science: Vol. 307. No. 5717, pp. 1933 - 1938. 25 March 2005.

Thomas L. Delworth, Thomas R. Knutson. Simulation of Early 20th Century Global Warming. Science, Vol. 287, Issue 5461, 2246-2250, 24 March 2000.

R. B. Alley et al. Abrupt Climate Change. Science, Vol. 299, Issue 5615, 2005-2010, 28 March 2003.

Richard A. Kerr. CLIMATE CHANGE: A Few Good Climate Shifters. Science, Vol. 306, Issue 5696, 599-601, 22 October 2004.

Thomas R. Karl, Kevin E. Trenberth. Modern Global Climate Change. Science, Vol. 302, Issue 5651, 1719-1723, 5 December 2003.

Lean J., Bear J., Bradley R. Reconstruction of Solar Irradiance since 1610 - Implications for Climate – Change. Geophysical Research Letters 22 (23). Pp. 3195-3198, December 1st., 1995.

Drew T. Shindell et al. Solar Forcing of Regional Climate Change During the Maunder Minimum. Science, Vol. 294, Issue 5549, 2149-2152, 7 December 2001.

Seong-Joong Kim, Thomas J. Crowley, Achim Stössel. Local Orbital Forcing of Antarctic Climate Change during the Last Interglacial. Science, Vol. 280, Issue 5364, 728-730, May 1st. 1998.

Gerald E. Marsh. A Global Warming Primer. National Policy Analysis, No. 361, September 2001. The National Center for Public Policy Research.

M. L. Khandekar, T. S. Murty, P. Chittibabu. The Global Warming Debate: A Review of the State of Science. Pure Applied geophysics, Vol. 162, 1557–1586. 2005.

Hansen, J., Sato, M., Lacis, A., and Ruedy, R. The Missing Climate Forcing. Phil Trans. R. Soc. London. 352, 231–240. 1997.

Reed P. Scherer, Ala Aldahan, Slawek Tulaczyk, Göran Possnert, Hermann Engelhardt, Barclay Kamb. Pleistocene Collapse of the West Antarctic Ice Sheet. Science, Vol. 281, Issue 5373, 82-85, 3 July 1998.

Sharon L. Kanfoush, David A. Hodell, Christopher D. Charles, Thomas P. Guilderson, P. Graham Mortyn, Ulysses S. Ninnemann. Millennial-Scale Instability of the Antarctic Ice Sheet During the Last Glaciation. Science, Vol. 288, Issue 5472, 1815-1819, 9 June 2000.

NASA’S SITE:

Who's Afraid of a Solar Flare? October 7, 2005. NASA’s site.

Solar Minimum Explodes. Solar minimum is looking strangely like Solar Max. September 15, 2005. NASA’s site.

The Biggest Explosions in the Solar System. February 6, 2002. NASA’s site.

Solar Event Reports -last 60 days. NOAA’s site:

http://www.sec.noaa.gov/ftpdir/plots/xray/20050907_xray.gif, http://www.sec.noaa.gov/ftpdir/plots/xray/20050908_xray.gif

Schmidt/Miller, NASA GISS/Universidad de Columbia, NYAS, Nueva York, NY. 2004

Climate Change on Mars:

http://mars.jpl.nasa.gov/mgs/newsroom/20050920a.html

INICIO DE PÁGINA ^^

®
®
EL DÍA DESPUÉS DE MAÑANA
ÍNDICEQUIÉNES SOMOSESCRÍBENOSENGLISH
ÍNDICEQUIÉNES SOMOSESCRÍBENOSENGLISH
®
Tell a friend about this page
designed with Homestead
This Website created and kept up by Nasif Nahle et al.
Copyright© 2005 by Biology Cabinet Organization
ALL RIGHTS RESERVED
CONTENIDO:

INTRODUCCIÓN Y CONCEPTOCOLAPSO DE LA CORRIENTE TERMOHALINA

OSCILACIÓN ÁRTICAGIRO SUBPOLAR ÁRTICO (GSA)

CALENTAMIENTO GLOBAL EN LA EDAD MEDIAEFECTO MITIGANTE

SATÉLITESEL SOLEL NIÑO Y LA NIÑADISCREPANCIA EN ∆T

NO HAY MÁS CALENTAMIENTO HOYMALAS NOTICIAS PARA LOS CALIENTÓLOGOS

¡NO HAY CALENTAMIENTO EN EL H. SUR!REFERENCIAS

OTRAS PÁGINAS RELACIONADAS CON EL CALENTAMIENTO GLOBAL:

HURACANES

¡GRÁFICAS!

GRÁFICA SOBRE RADIACIÓN CÓSMICA Y TEMPERATURA TROPOSFÉRICA

CONCLUSIÓN SOBRE EL CALENTAMIENTO GLOBAL (En otra ventana)

PUBLICACIÓN: 27 de enero de 2005ACTUALIZACIÓN: 14 de marzo de 2007