CARACTERÍSTICAS DE LOS SERES VIVIENTES:

Para los exobiólogos es muy importante distinguir entre seres vivientes y seres inertes. Las siguientes son las características diferenciales de los seres vivientes:

1. Son sistemas termodinámicos con estados estructurales de intercambio en el espacio fásico. Esto se refiere exclusivamente a la organización estructural y funcional.

La Biología no admite contextos ideológicos: O los fenómenos biológicos son reales, o han sido inventados, así de sencillo.

Los Biólogos no podemos andar por ahí diciendo que tal o cual cosa, por ser matemáticamente posibles forzosamente existen (como las 27 dimensiones de la hipótesis de las cuerdas y los agujeros de gusano interdimensionales). Esta es la falla principal de quienes han intentado poner en tela de juicio el proceso de la Evolución.

Para los Biólogos el terreno de la especulación es bien distinguible y los biólogos especificamos lo que es especulativo y lo que no lo es. Por ello, para los Biólogos no existen muchas entropías, sino solo aquella que es observable y cuantificable, esto es, la que se refiere a las funciones de los conjuntos macroscópicos determinadas (las funciones) por subconjuntos de estados microscópicos (de las partículas). Lo que ocurre en los biosistemas es una demora en la difusión o dispersión de su energía interna; sin embargo, esa energía interna nunca fluye de campos de menor densidad de energía hacia campos de mayor densidad, sino al contrario, obedeciendo estrictamente a la influencia de la segunda ley de la termodinámica.

El orden y la complejidad son figurados en sistemas macroscópicos, pues a nivel microscópico la entropía tiene un valor de cero. Cuando nosotros consideramos el orden de un sistema macroscópico y consideramos su orden microscópico descubrimos que no existe una línea fronteriza entre macroscópico y microscópico, entre ordenado y desordenado y entre complejo y simple, por lo cual, aclaramos que el nivel de complejidad observable en un sistema macroscópico obedece a un conjunto de variables microscópicas con grado de complejidad igual a cero, esto es, para un volumen igual a uno (de la partícula), una entropía igual a cero.

A medida que integramos los datos hacia el nivel macroscópico, descubrimos que la entropía adquiere un valor distinto de cero y que adoptará siempre valores positivos, nunca negativos, de tal forma que la entropía del sistema macroscópico, al que llamamos complejo, siempre tendrá una mayor entropía que la del sistema microscópico, al que denominamos simple, que fue el que determinó el sistema complejo. De esta manera, descubrimos que la complejidad es simplemente una forma de falacia de proyección mental, no lo que la naturaleza exhibe independientemente de nuestro conocimiento o de nuestra ignorancia. Si la complejidad fuese una característica contextual a la entropía, entonces el espacio fásico a nivel microscópico sería más complejo que el espacio fásico del sistema macroscópico derivado de las funciones de ese nivel microscópico, de tal forma que todo daría un giro inverso, el sistema macroscópico sería más desordenado que el sistema microscópico del cual procedió.

Objetivamente, la energía interna del conjunto macroscópico estará ocupando un mayor número de microestados que el subconjunto de estados iniciales microscópicos que determinó todas las posiciones del conjunto macroscópico. Esto demuestra claramente que el orden y la complejidad son conceptos antropomórficos pertenecientes a percepciones filosóficos no relacionados con la naturaleza real. En la naturaleza, los sistemas macroscópicos siempre son derivados de variables microscópicas, tengamos o no conocimiento de ellas. Por ello, los biólogos teóricos proponemos que se descarte al orden y la complejidad como características diferenciales de los seres vivientes y se substituyan con el de organización estructural y funcional.

En cierta ocasión alguien me preguntó qué sería del Universo si no existiesen seres inteligentes capaces de percibirlo. Yo contesté que el Universo existiría tal como es actualmente, independientemente de la existencia de los seres vivientes.

2. Capturan energía del entorno para preservar temporalmente una densidad de energía de activación interna lo más estable posible. Es decir, los seres vivientes realizan transferencias de energía no-espontáneas.

3. Se reproducen en cuanto las condiciones son propicias.

4. Sufren cambios moleculares que no aumentan el número de microestados disponibles. Esto se refiere al proceso de la evolución molecular.

¿Por qué no nos guiamos por una de ellas solamente, por ejemplo, la reproducción?

Porque existen seres inertes que se reproducen, crecen y evolucionan; por ejemplo, los priones. La forma de reproducción de los priones es singular. Parece ser que se ejerce como un proceso puramente electrodinámico.

Los priones son partículas de proteínas que son producidas en forma normal por las células. Cuando esas partículas cambian su forma molecular integral se convierten en priones infecciosos (Pr = proteína; i = infecciosa) y se acumulan en el citosol, provocando la inhabilitación de la transferencia de información en la célula que las produjo o que las contiene. En la Encefalitis Espongiforme Bovina (EEB), o Mal de las Vacas Locas y en otras formas de enfermedades degenerativas, los priones pueden originarse en una especie distinta a la del anfitrión. Por ejemplo, la EEB puede afectar los tejidos de los borregos, las cabras, los venados, los gatos, los cerdos, las ranas, los caballos y los humanos.

Los priones, evidentemente, son partículas inertes que pueden autoreplicarse. Sin embargo, su replicación ocurre por resonancia molecular… Algo muy parecido a la vía de transferencia de radiación electromagnética a cualquier medio acuoso. Cuando un prión extraño se pone en contacto con un prión celular normal, las partículas en movimiento y sin carga eléctrica del prión infeccioso modifican la estructura de las partículas proteicas celulares normales hasta convertirlas en réplicas exactas del prión infeccioso.

TOP OF PAGE ^^

®
®
EXOBIOLOGÍA
Por Biól. Nasif Nahle Sabag
Certificado en Harvard en Investigación Científica ICAM

<<< ÍNDICEPÁGINA 4: CONDICIONES PARA LA EMERGENCIA DE VIDA >>>
This Website created and kept up by Nasif Nahle et al.
Copyright© 2006 Exobiology, by Biology Cabinet Organization
ALL RIGHTS RESERVED
<<< ÍNDICEPÁGINA 4: CONDICIONES PARA LA EMERGENCIA DE VIDA >>>
®